jueves, 17 de mayo de 2012

Las cosas cambian de forma relativamente proporcional a la edad que tengas.

3083271619_1_3_fngkfr94_large
Cuando eres pequeño, piensas que siempre conseguirás lo que quieres, que con llorar lo solucionas, y que con un poco de suerte consigues darle pena a alguien y que intente alegrarte con lo que tú pedías. Cuando tienes catorce años, las cosas no funcionan así, si quieres algo tienes que luchar por conseguirlo y derramar una lágrima solo conseguirá que te vean débil. No puedes permitirte llorar. Cuando una niña es pequeña, sueña con ser princesa, con recibir el desayuno cada mañana en la cama, con tener un príncipe que la proteja ante brujas y hechiceros y tener un armario con miles de vestidos y zapatos. Cuando creces, no quieres ser princesa, te conformas con estar con la gente que amas, en vez de estar encerrada en una torre. Sabes, que si quieres desayunar tendrás que madrugar, y que tendrás que creer en ti, vestirte con ropa cómoda y olvidar los tacones rosas, porque te caerás numerosas veces. Sabes que debes ser fuerte, que debes creer en ti misma, y no necesitar a nadie que te defienda, y sabes, que aún sin poderes tendrás que enfrentarte a muchas brujas. /

5 comentarios:

Kary dijo...

Ola es muy cierto lo que dices, a veces envidio aquellos dias cuando era niña y desearia poder seguir viviendo en ese castillo de cristal construido para mi, sin embargo todo depende de el modo que lo veas puede que caigamos muchas veces pero lo importante es volver a levantarnos porque no podemos caer mas ahora algo mejor nos espera, hay personas muy valiosas en el mundo aunque este lleno de brujas y hechiceros, debemos luchar, trabajar y en muchos casos sufrir sin embargo nos sentimos mucho mejor al saber que despues de todo las cosas salieron bien o que logramos ciertas cosas...
besos

Mer dijo...

Hola precioosa! Mre encanta tu entrada, y de verdad siento la tardanza en pasarme pero he estado ocupadilla con unos asuntos, examenenes y demas. Me encanta esta entrada es preciosa, y dice la verdad, y la decoracion del blog como siempre exceleeeente. Muchos besos!
Pd: tengo un problema y el portatil no me deja seguir ningun blog por ahora, espero poder hacerlo mas adelante vale? Besiiitoos:)

dijo...

D-I-O-S, me encanta como escribes asdasdfasdfasdf, porfavor si tienes un instante podrías pasarte por mi blog http://22manerasderompermeelcorazon.blogspot.com.es/ si te gusta hazmelo saber, de todas maneras, muchas graciassss. Bisous<3

Udane Felipe dijo...

Con catorce años puedes patalear y conseguirás lo que quieras de tus papás. Porque aunque creas que eres mayor, lo serás aún más.

Besos desde other-realities.blogspot.com

P.D: No te lo tomes a mal.

La chica triste que te hacía reír dijo...

Y crecer lleva cosas malas implícitas. Podés usar tacones pero nadie te ayuda a levantarte si te caes con ellos.